ANTIVIRUS EMPRESARIAL

¿Qué es un software antivirus?

Un software antivirus es un programa cuya función es la de bloquear las aplicaciones maliciosas e infecciones al identificar e impedir aquellas técnicas y comportamientos sospechosos que son utilizados en las vulnerabilidades de los sistemas informáticos.

Los antivirus se utilizan para buscar, detectar, evitar y eliminar las amenazas y virus de los ordenadores y equipos informáticos. La mayoría se ejecutan automáticamente, aunque para una correcta protección es necesario instalar un sistema de vigilancia o MTR, más conocido como gestión de amenazas y respuestas, donde un equipo de expertos se dedica a monitorizar los ciberataques y dar respuesta lo más rápido posible para minimizar los daños que se pudieran ocasionar.

¿Cómo se producen los virus?

La mayoría de virus informáticos son creados por ciberdelincuentes u organizaciones delictivas que actúan con un motivo económico o fines políticos. Normalmente, tratan de dañar una organización u obtener una recompensa o rescate a cambio. En los casos del secuestro por Ransomware, por ejemplo, el coste económico de los daños puede ser muy alto.

Los virus informáticos son programas que se propagan por los ordenadores sin el consentimiento de los usuarios, se infiltran e infectan las computadoras.

Éstos pueden diseminarse por medio de réplicas y copias a través de las redes, principalmente, y sobretodo, cuando estas carecen de una protección adecuada. Los programas maliciosos que actúan replicándose continuamente a través de las redes los llamamos gusanos. A aquellos que se infiltran en los ordenadores, aparentemente de una manera inofensiva, pero con el objeto de garantizar el acceso remoto al atacante, los llamamos troyanos.

¿Cómo funciona un software antivirus?

Lo primero que debe hacer un buen antivirus es detectar la amenaza. Posteriormente tratará de proteger los datos de la compañía haciéndoles inaccesibles para el virus, e impidiendo su propagación y ejecución. Finalmente, deberá eliminar el archivo malicioso. Si no pudiera eliminarse, deberá verse la manera de poder recuperarlo evitando la intrusión o amenaza.

Tradicionalmente, el método clásico de los antivirus para detectar el malware consiste en utilizar bases de datos de firmas. Se fundamenta en que dichas bases de datos contienen gran cantidad de información que les permite identificar el malware. Estas bases de datos han sido creadas por el propio fabricante del software en función de su know-how y su experiencia, y también se les conoce en el argot como «vacunas».

Ejemplo de antivirus de Sophos

¿Qué es un software antivirus en la nube?

La diferencia entre un antivirus tradicional de los que se instalaban en nuestro ordenador, a través de los conocidos como disquetes, o más modernamente, mediante descarga del programa desde la propia web del fabricante, y los más evolucionados a día de hoy residen en que los nuevos antivirus trasladan toda la carga de trabajo del equipo del usuario a un servidor que se encuentra en la nube, donde existe no solo un programa o software, sino un completo y complejo entramado de antivirus.

Una de las grandes ventajas de disponer los sistemas antivirus en la nueve es que los equipos de los usuarios no se ralentizarán teniendo que alojar soluciones de software de gran tamaño, pues esta carga de trabajo se realiza en los servidores en los que el fabricante ha depositado sus aplicaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.