Especial email seguro: ¿cómo proteger tu email? (II)

Como ya vimos en el anterior Especial Email Seguro ¿Cómo funciona tu email? la seguridad en el email es la segunda dimensión más crítica después de la propia funcionalidad del mismo para nuestro trabajo. Ya vimos las diferencias entre emails gratuitos y de pago, y dentro de los de pago el valor añadido que aportaba Google y Microsoft. Pero, ¿y la seguridad?

La seguridad no distingue de emails de pago y gratuito

Es paradójico pero un email gratuito de Gmail está mejor protegido que un email de pago de Microsoft… ahora bien, mientras que el email gratis de Gmail siempre será @gmail.com, el de Microsoft con tu propio dominio y con Office 365 es relativamente fácil de securizar. En resumidas cuentas, algunos servicios gratuitos son seguros a pesar de sus limitaciones profesionales, pero todo servicio de email de pago es susceptible de volverse como mínimo tan seguro como aquellos, amén de extremadamente potente gracias a sus funcionalidades asociadas.

Por ello y después de leer el anterior Especial sabremos que un email profesional pasa necesariamente por ser de pago en alguna de sus variantes: Google, Microsoft u otros proveedores. Decidido cuál nos interesa más: a saber la potencia del trabajo colaborativo de Google, la funcionalidad de Office 365 de Microsoft o la independencia de las multinacionales de otros tantos proveedores, es hora de implementar la seguridad del correo.

La seguridad como capa adicional escalable

¿Detrás de este rimbombante titular que se esconde? Simple y llanamente una sencilla solución: a todos los servicios de email les podemos añadir una capa (o más) de seguridad, y según crezca la empresa, y el número de cuentas, así lo hará el sistema que hayamos elegido.

Tal vez GSuite de Google salga de esta ecuación porque incorpora por defecto una potente capa de seguridad antimalware y antispam, no así las demás soluciones que requieren de más atención. Para ello Metafrase proporciona una capa de seguridad, filtro y Anti Spam a las cuentas de correo de estos proveedores. En resumen: es un sistema que se asocia a estas cuentas de email y las blinda. Incorpora un potente filtro de spam, detecta amenazas de malware y las neutraliza y además monitoriza todo el tráfico entrante y saliente de cada una de las cuentas aseguradas.

Además, esta potente herramienta tiene una serie de ventajas sobre la solución de GSuite:

  1. Personalización. La instalación de una capa de seguridad ajustada a cada cliente permite establecer unos parámetros específicos y ajustados perfectamente al cliente.
  2. Monitorización. Al ser un servicio a medida del cliente podemos monitorizar el tráfico del email, conocer qué entra en las bandejas, quién y de dónde viene. GSuite eso se lo guarda para su uso estadístico interno. La información es poder y eso lo sabe bien Google.
  3. La escalabilidad redunda en el coste. Nuestra solución presenta importantes ventajas económicas cuando hablamos de escalabilidad. Un mayor número de cuentas implica lograr economías de escala que finalmente benefician al cliente. GSuite no presenta estas ventajas.

Las innegables ventajas de un email protegido

Y no podemos terminar este especial email seguro sin reiterar las importantísimas implicaciones de un email seguro. Ventajas estas que no se limitan a reducir la cantidad de spam que llega a nuestras bandejas, sino que tiene implicaciones mucho mayores sobre la seguridad, productividad y confianza en la empresa.

  • Seguridad: el 60% del malware llega a los ordenadores a través del correo electrónico. Otro tanto lo hace a través de la navegación web o las redes P2P; pero insistimos 6 de cada 10 lo hace por email. Ya sabes que un antivirus o Endpoint es imprescindible; pero, ¿vas a dejar que los virus se acerquen tanto? Es un riesgo innecesario. Por otro lado existe una realidad de malware ante la cual un antivirus poco puede hacer: es el Phishing. El phishing se vale de la suplantación de identidad para hacernos creer que es un email verdadero de un remitente legítimo. Si lo abrimos, clicamos o nos creemos lo que nos pide, ni el mejor antivirus nos va a proteger. Ante el Phishing solo hay dos remedios: Filtro de Email y Formación de los empleados.
  • Productividad: se estima que el SPAM cuesta $1,934 por empleado y año a nivel global. Esto no es más que una traslación económica de un problema de tiempo y productividad perdida. Solo como ejercicio individual ¿cuánto tiempo pierdes organizando el email cada día? y ¿cuántos emails de los que recibes son verdaderamente importantes para tu negocio? El Spam nos roba tiempo de trabajo y es un verdadero lastre a la productividad.
  • Confianza: íntimamente unida a la reputación es el mayor caballo de batalla para aquellas empresas que han sufrido ataques al correo, robos de emails o situaciones análogas. ¿Dónde queda la reputación de una empresa o persona que ha sufrido filtraciones del correo? Además de la pérdida de confianza esta situación puede desembocar en verdaderos quebraderos económicos, multas por GDPR y acabar con negocios enteros.

Por todo ello queremos acabar enfatizando la idea de que la seguridad en el email es tan importante como la propia de los ordenadores; pero con un agravante: el email es nuestra mayor vía de comunicación y trabajo a nivel profesional. La seguridad, productividad y reputación de nuestra carrera o empresa bien merecen una pequeña inversión.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.